Homenaje a Centollón de la Isla

Muere Centollón de la Isla, el cantaor flamenco que luchó contra la violencia de las mariscadas.

La muerte le llegó a Centollón a las 11.00 horas de la mañana de ayer. Desde que empezó a conocerse la noticia, la centralita del hospital de Basurto quedó bloqueada.

Mientras tanto, al otro lado de la ría, en su San Turce natal, comenzaban a vivirse colectivamente horas de luto. El alcalde de San Turce, Elegante Bogavante, ordenó que se colocaran las banderas a media asta, mientras que los jóvenes de la peña centolla suspendieron sus actividades.

En la mañana de ayer la familia tramitó el traslado del cadáver a San Turce. La última que habló con Centollón antes de morir fue su tía, la también artista, Concha Mariscal, quien dijo: “Al final sabía que se iba. Estaba triste, pero sereno. Preguntó a Necorita por los críos“. Un tocayo que acudió al hospital, exclamó: “¡Dios se lo ha llevado pa que le cante!“.

Los paisanos de San Turce tienen pendiente un homenaje a Centollón por universalizar el nombre de esta ciudad de la bahía, también conocida como La Isla, situada a 12 kilómetros de la ría bilbaína. Varios testimonios confirmaron lo sucedido: “El pobre estaba cantando emocionado cuando de repente alguien gritó … ¡¡Mariscadaaaa!!“.
Centollón había recibido ya varias amenazas de mariscada. Según el doctor Tenacitas, que realizó la autopsia, el lider de Los Malos murió al ser despiadadamente her(v)ido durante el rodaje de su último video. “A las pruebas me remito” dijo el doctor, que no encontró ni una sola huella dactilar ya que el astuto asesino se chupó los dedos al terminar. Centollón de la Isla quedaba así echo pedazos, al igual que el resto de la banda al recibir la noticia: “Lo llevaremos siempre en nuestro caparazón” lamentaba su portavoz.

Tras largos meses en un centro de desintoxicación, Centollón había conseguido vencer su adicción a las rayas . “Ahora solo fumaba percebes” comentaba Necorita, que cumpliendo con la última voluntad de su marido, donó los órganos a la fundación Mariscadas sin violencia. “Deseaba tanto volverse buenoNecorita no pudo terminar la frase, pero así fue como Centollón había decidido titular … el que hoy es ya … su último hit.

Hagamos pues, de la reconstrucción de los hechos, el homenaje a este gran artista.

AVISO TRAIDOR: Las imágenes que aparecen a continuación puden herir la sensibilidad de algunos paladares.

Anuncios