Kiwi al desnudo

– Cerveza, agua, Coca Cooola, Faaanta… – se oía al fondo de la playa.
– Cerveza, agua, Coca Cooola, Faaanta… – una sensación de sed sugestionada.

Kiwi se incorporó y con las manos a modo de visera, ubicó en el horizonte al hombre nevera.

Aquel verano, después de muchos años encerrado/a en un armario, Kiwi Andersen, por fin, había cambiado de género. Más femenina que nunca, dejó su Nueva Zelanda natal y se fue buscando el sol en la playa, con su maleta de piel y su bikini de rayas.

Atraída por el clima, el abundante patrimonio artísitico y la variedad de ofertas grastronómicas, Kiwi Andersen aterrizó … en Torrevieja, como no.

Murcia, qué hermosa eres!!” fue la primera frase que aprendió. -Pero qué gente tan entrañable! – exclamó. (Bueno, en realidad dijo: – Oh! wow, cool, yeah!)

Así que emocionada como estaba, se lanzó en plancha a la arena pensando solo en ponerse morena. Y con las prisas, que creéis que le pasó? … Claaaaaro: se olvidó que iba en ropa interior!

Ala!!, ni bikini ni toalla, allí estaba ella, en topless y en tanga.

– Oh, my god! – she said. – Aunque ya sea mujer, y esté de muy buen ver, se me olvidó lo más importante … solo me depilé por delante!!

Y así fue como fue, que Kiwi casi murió de sed. Por no caminar hasta el chiringuito, aguantó hasta que llegó el morito (con todos nuestros respetos).

– Cerveza, agua, Coca Cooola, Faaanta…-

De repente qué succedió? … Pues que el morito y su nevera marchaban ya hacia la carretera!

– Por favor, señor, espere!! – gritaba Kiwi agitando los brazos (bueno, en realidad gritó: ou nou!). Toda indignada, se levantó, olvidándose de que ya no era un hombretón.
Y como por delante daba el cante, algún que otro piropo le dio alcance:

– Acho, quillo, qué par de membrillos! – dijo el primero.

– Ese culiwi que no pase hambre!! – dijo el segundo.

Pero el siguiente desató toda la rabia en su interior, but … qué ofensa a las mujeres!, decir:

– Guapaaa! No tengo pelos en la lengua porque tú no quieres!

Uy, por favor, no queráis saber lo que pasó:
Tanto se ofendió por el comentario del señor, que ni pollo ni marimorena, la que se armó fue buena:

– Pelos vas a tener, pero pa’ comer, dar y vender,
si miras bien esto que ves, ignorante bereber,
llevas todas las de perder porque tengo huevos de mujer!

(Bueno en realidad le dijo: )

kiwi andersen

(shhh…en voz bajita para los fans: esto es un kiwi en forma de culo, o al revés)
Agradecimientos como siempre, al Jalón, y a sus gentes.
el jalon

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s